viernes, 19 de junio de 2015

Blanco o Negro... Tal vez Gris...


Hoy día me encuentro en una cruzada, con opciones rondando mi cabeza, dando vueltas. Confundido estoy, sin duda lo admito, ojala tomar las decisiones fuese tan fácil como reconocer que no podemos tomar decisiones.

2 opciones, 2 posibilidades, con sus pros y sus contras, creo que en mi interior se que voy a decidir, creo que ya esta decidido, pero no es tan sencillo; necesito de  ese impulso, esas voces que siempre queremos escuchar diciendo eso que deseamos escuchar.

Parece un tanto pretencioso... Y si, lo es, pero no es el asunto acá.
Alguien me hablo y llegue a lo siguiente: Nos quejamos por no conseguir lo que queremos, por que tenemos mala suerte, por no alcanzar las oportunidades, la gente no entiende que así no funciona el mundo, seria iluso sentarse a esperar que el trabajo, el negocio, el dinero, el amor llegue a nuestras manos, sencillamente por que eso no depende del azar, incluso la lotería que si depende, requiere que el jugador mueva el culo a comprar el boleto o ticket.

Las oportunidades están afuera, a una calle, a una ciudad o incluso a miles de Kilómetros; ellas no esperan, son inquietas, juegan a las escondidas, podría decirse que son infantiles, pero allí están esperando por quien tenga el valor de poseerlas. Lo único que podemos hacer realmente no es esperar, tampoco es corregir al universo ante la idea de que algo es para nosotros, lo único verdaderamente posible, es soltar las cadenas, preparar los músculos, y correr tras ellas, y una vez frente a frente... Mirarlas directo a la cara, creer que esto es tuyo, tomarlas y comenzar a hacer, eso que tanto deseas, eso que anhelas...

Escribía esto mientras escuchaba: