lunes, 8 de junio de 2015

Juzgar es mas fácil que respirar



Juzgar es mas fácil que respirar.

Hoy iba en el Bus y vi que se monto un chico, de unos 25-30, realmente su vestimenta te hacia pensar lo que era y lo que no era. Es que es muy fácil imaginar lo peor, pareciera tan natural.
No se si en otros países, es la misma situación, o Venezuela me permite horrorizarme al ver una gorra tipo West Coast (Techo de Platabanda).

El caso es lo pensé, lo admito: "Esta listo, en unos segundos escuchare: Cartera, teléfonos, iré pasando por sus asientos"


Lo pensé, quizás esta drogado, quizás tiene un cómplice ya en el Bus, quizás no es el primer atraco del día, quizás tiene una razón mayor.

Luego me distraje, me preocupaba que ya iba muy tarde a clases, llegue a la universidad, me baje, cruce la calle, lo perdí de vista, entre a clases, gire allí estaba, el tipo "malandroso" del bus, con el mejor puntaje de la clase, responsable en sus deberes.

Tenemos ceguera selectiva, se nos hace mas fácil ver la ropa y juzgar, pero obviamos a las personas que día a día ocupamos algo trivial como lo es un salón de clases...